Para diagnosticar fibromas en el útero

0

Los fibromas uterinos son tumores benignos (no cancerosos) en las paredes del útero. Aparecen en las paredes musculares como objetos solitarios o en grupos. En algunos casos, pueden ser tan pequeños como una goma de borrar de un lápiz y un poco de crecer tan grande como un feto a término. Por lo general crecen dentro del útero o en los tallos unidos al útero. En algunos casos, las mujeres con miomas o fibromas uterinos no presentan síntomas, sobre todo cuando son pequeños. Sin embargo, las mujeres que tienen fibromas más grandes sufren de muchas complicaciones y hay algunos casos en los que los tumores crecen tan grandes que una mujer puede parecer embarazada. Ginecólogos como los de la Universidad John Hopkins en cuenta varios factores para diagnosticar la presencia de fibromas uterinos.

Su edad se utiliza como un factor. Normalmente, los fibromas se ven en las mujeres de 30 a 45, los médicos considerarán tales signos como los ciclos menstruales inusualmente intensas, malestar abdominal, dolor extremo en el área de los órganos reproductivos y micción frecuente. Otros síntomas incluyen dolores agudos repentinos en la parte inferior del abdomen, esto es una indicación de que se ha convertido en un tallo torcido.

Un examen pélvico revela también la presencia de fibromas uterinos. Se recomiendan estos exámenes anuales para las mujeres tan pronto como los 18 años. Durante este examen, el médico presiona suavemente los ovarios y el útero para detectar anomalías. Una ecografía pélvica se puede recomendar para confirmar el diagnóstico.

A fin de confirmar la presencia de fibromas uterinos, algunos médicos diferentes pruebas incluyen: ecografía abdominal, ecografía transvaginal, imágenes por resonancia magnética (MRI, tomografía computarizada (CT Scan) o una histeroscopia diagnóstica.

Para los fibroides que son sin dolor, el médico puede recomendar una vigilancia atenta en lugar de tratamiento. Esto puede incluir visitas regulares de seguimiento y exámenes de ultrasonido ocasionales para controlar el tamaño de los fibromas. Para los fibroides invasoras o aquellas creando graves problemas médicos médicos recomiendan varios tratamientos de acuerdo a la historia clínica del paciente. Los tratamientos van desde la terapia hormonal para la histerectomía extirpación del útero o el útero y los ovarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>